blog10.jpg

Los drones están equipados con un GPS que permite determinar su posición, así como una o varias cámaras de vídeo o de fotos, y con un sistema de control remoto por radio o WiFi. Su uso es bastante sencillo, ya que se puede controlar desde una tableta o incluso desde un teléfono móvil.

Para realizar este trabajo se debe definir la zona que queremos medir, lo que se puede hacer dibujando sobre un plano de Google Earth, además de especificar la altura del vuelo. Después solo tenemos que indicar al dron que se encargue de ejecutar la misión, y se encargará de tomar las fotografías siguiendo la ruta que hemos programado. Esas imágenes se pasan al ordenador y se analizan con un programa especial que permite obtener perfiles y una representación tridimensional del terreno.

Estos aparatos permiten obtener una mayor cobertura, ya que algunos puntos son inaccesibles para las personas. Además, se obtiene mucha más información, ya que capturan millones de puntos a la vez y añade la información de color que aportan las fotografías, por lo que se obtienen puntos de alta resolución.

En caso de que necesites ayuda para la medición del terreno solo tienes que llamarnos y nos encargaremos del trabajo. En BIOMASAN te ofrecemos un servicio eficaz y muy buenos presupuestos.

Recuerda que también nos podemos encargar de los trabajos de mantenimiento de jardines en Huelva. Con nuestro equipo de jardineros tus zonas verdes estarán siempre en perfectas condiciones.